¿Cómo diseñar un espacio que se adapte a las necesidades cambiantes de los usuarios?

En el contexto de las bibliotecas modernas, la flexibilidad y la movilidad se convierten en elementos clave para crear un “Tercer Espacio” ideal: un lugar que va más allá de la simple lectura y se transforma en un centro de colaboración, aprendizaje y creación.

Analizando las necesidades

Antes de seleccionar mobiliario, es fundamental comprender el uso que se le dará a los espacios.

¿Qué tipo de actividades se desarrollarán? ¿Se busca fomentar la colaboración, la concentración o el trabajo creativo? ¿Se utilizarán dispositivos electrónicos?

Flexibilidad y movilidad

Definiendo conceptos

Espacios que se adaptan diariamente, incluso varias veces al día, por los propios usuarios.

Espacios que se reconfiguran semanal o mensualmente por el personal.
Es vital que en tu proceso de selección y adquisición de muebles tengas claro si necesitas Flexibilidad o Movilidad.

MOBILIARIO FLEXIBLE

Son estacionarios la mayor parte del tiempo, nuestro equipo de trabajo puede reconfigurarlos para satisfacer distintas necesidades de los usuarios. La Sala Colaborativa Doppio, por ejemplo, permite crear espacios de reunión informales de forma sencilla.

MOBILIARIO MÓVIL

Ofrecen flexibilidad a corto plazo para que los espacios puedan transformarse rápidamente en lugares de trabajo individual o de trabajo en equipo, rápidamente y varias veces al día, un ejemplo es la Estación de Trabajo Mobel con ruedas que facilita el trabajo en equipo o individual según las necesidades.

Espacios híbridos

La combinación ideal

En la mayoría de los casos, la mejor solución es una combinación de mobiliario flexible y móvil, creando espacios híbridos que se adaptan a diversas necesidades.
¿Quieres transformar tu biblioteca en un Tercer Espacio?
¡Contáctanos para asesorarte y crear un espacio que inspire y conecte a tus usuarios!